Parte de material pélvico de un pterosaurio se hallado en la Formación Dinosaur Park, proveniente de rocas del Campaniano del Cretácico tardío. La pelvis provisionalmente referida a Azhdarchidae y que de esta forma representa el primer material pélvico de un azhdarchid proveniente de Norte América. La morfología del hueso ilíaco es extraña si se la compara con otras especies de pterosaurios, es altamente pneumatizada, el proceso periacetabular se estrecha anteriormente, y las cicatrices musculares muestran que allí se habría anclado con fuerza un músculo abductor a las extremidades traseras. El acetábulo es extenso y permite que las extremidades se posicionen debajo del cuerpo. Estas características le dan soporte a anteriores propuestas que sugieren que los azhdarchid tenían buenas adaptaciones que les permitían moverse en tierra.

Los pterosaurios del oeste de Canadá se conocen en el registro fósil relativamente poco, se encuentran representados por esqueletos fragmentados o elementos aislados, la mayor parte relacionados con Azhdarchidae.  En el Parque Provincial, los sesgos taxonómicos en contra de pequeños y delicados elementos significan  hallar restos fósiles y que son  por lo general muy frágiles, es algo raro. Entre los restos fósiles hallados y descriptos con anterioridad se pueden destacar vertebras, varios elementos de la cintura escapular,  elementos del ala y posiblemente material de las extremidades. Sin embargo, hasta ahora no se habían hallado restos fósiles del cráneo o de la pelvis. La escasez de material y al encontrarse por lo general restos aislados dificulta conocer y ampliar el conocimiento sobre los pterosaurios de esta zona.

facets-2016-0067-f5-standard
Ulustración de los restos hallados

A pesar de que los restos fósiles que se han descubierto se encuentren un poco aplastados se preservan en su mayor parte, bastante bien.  Otra cuestión que se debe añadir es que estos fósiles son bastante fragmentarios, lo que hace la identificación de los mismos sea difícil.

oLos  azhdarchidae son uno de los dos grupos de pterosaurios que sobrevivieron hasta el Cretácico junto con los pteranodontoides.  La diferencia de los restos fósiles con otros restos de pteranodontoides, sugiere que los restos presentan más afinidad con los azhdarchidae, especie de la que ya se conocen restos fósiles en la zona. Si bien las relaciones en el clado de los azhdarchidae aún no son claras, la mayor parte de los autores reconoce cuatros grupos diferentes: los azhdarchidae, chaoyangoptéridos, tapejaridae y thalassodromidae. De estos grupos, los azhdarchidae son el único grupo que vivió hasta el Cretácico tardío en Norte América y del cual se tiene conocimiento.

Estudios recientes sobre la locomoción de estos animales sugieren los azhdarchidae eran pterosaurios que tenían adaptaciones que les permitían moverse mejor en tierra.

De esta manera, el descubrimiento de estos restos fósiles proporciona más información sobre estos increíbles animales que habitaron Norte América. Y nos invita a investigar más sobre cómo se movían y el modo en que vivían.

Fuente:

http://www.facetsjournal.com/article/facets-2016-0067

Anuncios